¿Cómo actúa WWE en los casos de Conmociones cerebrales?

WWE Santiago 5/12

Con el último caso visto, quisimos averiguar un poco más del método que tiene la empresa para afrontar este problema.




¿Que és una conmoción cerebral?

Partiendo por lo básico, una conmoción cerebral es un tipo de lesión cerebral menor o menos grave que también puede llamarse lesión cerebral traumática, puede afectar momentáneamente la forma como el cerebro funciona, teniendo como problemas posteriores dolores de cabeza, cambios en la lucidez mental o pérdida del conocimiento.

Las conmociones cerebrales no siempre provocan una pérdida del conocimiento, la mayoría de las personas nunca pierden el sentido, personas que las han sufrido describen el momento como minutos donde se ve todo blanco, todo negro o estrellas. Una persona puede también padecer una conmoción cerebral y no darse cuenta.

¿Porque son peligrosas?

Enzo Amore, un tipo que pudo no contarla debido a su peligroso golpe en la cabeza.

Por lo general, las conmociones cerebrales son “subestimadas” por aquellos que realizan actividades deportivas con impacto directo, por ejemplo el Boxeo, el fútbol americano o en este caso el wrestling, estas pueden plantear peligros neurológicos graves. Los médicos definen una conmoción cerebral como una lesión cerebral inducida traumáticamente en la que no hay ninguna lesión anatómica identificable, un golpe directo en la cabeza puede causar una conmoción cerebral, pero también lo puede hacer un golpe en el cuello o el cuerpo que da lugar a fuerzas significativas que se transmiten a la cabeza.

El síndrome del segundo impacto, o SIS (por sus siglas en Inglés), es la complicación más peligrosa de una conmoción cerebral, esto ocurre cuando el cerebro sufre una segunda lesión, u otra conmoción cerebral, antes de que se haya curado completamente de la primera. Debido a los cambios químicos que se producen con una conmoción cerebral, el cerebro se hace especialmente vulnerable a las lesiones, una segunda lesión, incluso un impacto relativamente menor, durante ese periodo puede resultar en la muerte súbita.

Esta es la razón más importante por la que alguien que compite a una exigencia alta o una persona normal necesita curarse completamente de una conmoción cerebral antes de que pueda ser dado de alta para reanudar cualquier actividad que lo ponga en riesgo de un trauma mayor en la cabeza.




WWE y su protocolo ante una conmoción cerebral

Lo primero que hace WWE al ver que una de sus estrellas ha sufrido una lesión de este tipo, es mandarla a realizarse un test o prueba ImPACT, está es es una herramienta de evaluación neurocognitiva computarizada que mide los efectos de una conmoción cerebral a través de pruebas cognitivas.

Estas pruebas no solo se realizan cuando el luchador ha sufrido un daño en la cabeza en el periodo de tiempo reciente, WWE exige hacerse este test una vez al año y es una prueba obligatoria que cada persona debe realizarse incluso antes de ser contratado.

Periodos de recuperación

Daniel Bryan, uno de los casos más importantes en relación a este tema.

El luchador que es diagnosticado primariamente con una conmoción queda inmediatamente “congelado” y retirado de cualquier actividad en el ring, dentro de las próximas 24 – 48 horas debe realizarse la prueba ImPACT y si los resultados no son comparables con los valores que la empresa tiene como referencia debe dias después volver a realizar la prueba hasta que los médicos especialistas le den el visto bueno para pasar a la siguiente etapa.

Luego de recibir el visto bueno, el afectado pasa a pruebas graduales de actividad física, algo que permite evaluar su reacción y ver si vuelven aparecer síntomas como los descritos al momento de recibir el golpe en la cabeza, si los expertos ven que el luchador no tiene ningún sintoma cuando realiza una actividad fisica importante, es autorizado a volver a competir de forma oficial.

WWE es enérgica en este tipo de lesión, poniendo en los contratos de sus luchadores que si sufren dos conmociones dentro de un mismo año, no volverán a competir hasta que el Dr. Mark Lovell, neuropsicólogo clínico y director de la Programa de Conmoción Medicina Deportiva del Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh y las cabezas más importantes de su rama médica autoricen su regreso a la competencia.




La importancia de todo esto

Como recordamos el gran damnificado cuando WWE le dió la importancia necesaria a este problema fueron los sillazos en la cabeza, el caso Chris Benoit es sin duda quién gatillo a la empresa a mejorar 100% su protocolo en caso de conmoción, con esto no solo buscó proteger a sus talentos, además ayudar a que todos entendieran que este problema es serio y debe tomarse con la misma seriedad.

Facebook Comments