CNL Juicio Final: La Victoria de Rocket

Publicidad Random




¿Qué haces el día de la lucha más importante de tu vida? Tienes un par de opciones: vas con todo o te pones nervioso y miedoso y cagas. En este evento de CNL tenemos las dos caras de la moneda, así que vamos al grano.

Aclaración: Este artículo está escrito en Kayfabe, les mato la magia porque no podemos tener cosas bonitas.

Tony Wilson dijo una vez que dos vidas se pueden separar como ondas mágneticas: cuando una está abajo, la otra está arriba. Y eso fue lo que se dio este año con Boris y Rocket.

Rocket se la jugó

Así de simple, vamos un paso más allá del kayfabe, vamos simplemente a lo que pasó en la Jaula y más allá. Rocket se tiró hasta que no le quedaban lugares en el cuerpo para recibir castigo. Se subió a todo, se tiró a todo y recibió de todo. Y eso representa el trabajo hecho durante todo este año, desde el primer minuto Rocket se presentó con una pasión y conexión increíble con los fans, se dejó querer, se encargó de dar cada lucha como la mejor a pesar del lugar que tuviera en el programa, se encargo de aprovechar cada oportunidad y a pesar de varias veces salir derrotado, el Robot salía con el dedo en alto, haciendo que la gente lo levantara junto a él, demostrando su pasión y su resistencia a rendirse.




Volvamos al inicio de temporada: Rocket quedó sin un compañero y Pedro Pablo se le unió para defender el Título en Equipos, Roma lo abandonó -abandonando a todos en el camino-, Pedro Pablo y Rocket perdieron los Títulos contra Roma y los Veganos y tomaron caminos separados, venció a Alejandro Sáez, venció a Engranaje Jack en Coquimbo y ganó la Batalla Real siendo el número 1 en entrar. Después vino el bajón y la desmotivación: derrota con Engranaje, derrota con Valentín Bravo y derrota con Al Cold.

Pero Rocket no se rindió, volvió a motivarse a un mes del evento y venció a Al Cold en Dystopia, estuvo en el Tryout para WWE y hasta salió en el video. Pero le quedaba un desafío: La Jaula.

Y en la Jaula se vio quien fue el mejor, Rocket recibió de todo y dentro de esa Jaula el Robot se volvió un crack, y ni Boris con sus reinados ni Roma con toda la ayuda del mundo pudieron vencer al robot. En una lucha tremendamente dura se volvió el Campeón de CNL para la alegría del público no vegano.




Boris no dio la talla

¿Quién fue el que recibió menos y aún así perdió? Al parecer la cobardía superó el kayfabe y pasó a ser parte de la realidad. Boris Müller no fue capaz de recibir los golpes a la reja fuera del bacán sillazo que le dieron antes de terminar la lucha. Pero hagamos lo mismo que con Rocket: vamos para atrás.

Boris ganó el maletín para esa misma tarde quedarse con el Campeonato de CNL canjeando sobre el Campeón Eddie Vergara y su retador, al evento siguiente retiene por la traición de Roma y después porque todos los veganos intervinieron a su favor y en el evento siguiente sale derrotado por un luchador que ya está al borde del retiro en una lucha sin descalificación. Se ausenta un show y para el siguiente vuelve en una lucha titular para vencer a un retirado que volvió -aunque debería seguir retirado- y el mismo Bundy, se quedó con el Campeonato, lo tuvo que defender en una lucha de escaleras con todos los veganos juntos y lo hizo, apenas. Con Pedro Pablo le bastó la intervención y quedó listo.

Boris se vio ganador, veía en su futuro que nadie le iba a quitar el Título de CNL de las manos porque lo tenía todo. Excepto algo muy importante en cualquier luchador: Valor.

En la Jaula se vio apagado, se vio opacado por Rocket, se vio solo: no tenía ayuda, no tenía al resto de los veganos, no tenía armas, solo tenía a Roma, y aún así no pudo ganarle a la pasión de Rocket.



Conclusión

Los dos lados

Estas dos caras de la moneda nos deja claro como afrontar nuestras vidas: si la afrontamos con valor tenemos muchas posibilidades de salir victoriosos a pesar de lo difícil que puede ser. Si siempre metemos algo medio y siempre tenemos excusas, nuestras posibilidades de ser vencidos por todo en el momento clave son cada vez más altas. Pedro Pablo aplicó la traición que lo llevará a lo mismo.

Este año CNL luchó contra todo: Competencia, Eventos más grandes -Si Hugo, igual se puede-, clima, polémicas, filtraciones, cambios de fecha y más. Pero aún así tuvieron valor y salieron airosos este 2017, cerrando la temporada más exitosa de su vida y llenando el Chocolate show tras show con un grupo de luchadores y staff que se ponen la camiseta día tras día para hacer de este deporte espectáculo más profesional en performance y producción.

Aclaración: Este artículo está escrito en Kayfabe, les mato la magia porque no podemos tener cosas bonitas.

Facebook Comments