Columna Vertebral de Alessandro: Mi Tour Soñado – Parte Final




Estamos en tierra derecha, en el último fragmento de mi Tour Soñado. Si se perdieron las ediciones anteriores pueden leerlas aquí:  Primera ParteSegunda Parte.

Haciendo un pequeño resumen, vimos cómo asesinaban a sangre fría a Coke cortandole la cabeza con un sable, Al Cold junto a Richard Sánchez que fallecieron tras ser baleados.




Mi Tour Soñado – Parte III

Estoy en la sala donde leí el diario con la fecha que ya mencioné, estoy de rodillas en el suelo por el impacto a lo que el líder se agacha sonriendo y de forma muy gentil me invita a almorzar. Este tipo en una mesa muy elegante me atendió como un verdadero invitado de honor, me decía que fui muy inteligente al descubrir “la verdad” y por eso merecía dicho trato, mientras yo sigo aún con mi cabeza llena de dudas. Él me dice que me dirá toda la verdad, me explica que esta revolución está no sólo sucediendo en todo Chile sino en el mundo, todos son miembros de una red terrorista a nivel global, quieren unificar las tierras y hablar un sólo lenguaje, una misma moneda. Me lo resumió como la típica conspiracion del NWO pero con mucha violencia y sin miedo a asesinar rebeldes. A lo que le pregunto.. ¿Y por qué nos hiciste eso a nosotros, qué teníamos que ver en todo esto? a lo que respondió lo mismo que nos dijo a todos mientras estábamos reunidos, que simplemente tuvimos mala suerte.

Termino de comer el trozo de filete y arroz de manera salvaje, él reía, hasta que me paré muy valientemente y le exigí que nos liberaran a lo que él respondió de una forma familiar… “Ok Dog“. Recordé inmediatamente al hombre que me atendió/acosó en Concepción y que falleció en la cocina de un McDonald’s por el método de la masturbación por asfixia, pero analizando sus cuerpos y forma de hablar concluí que eran diferentes, no era posible fueran la misma persona ya que el tipo de Conce era un retrasado en comparación al líder, cuyo nombre aún no sé. Pero al recordar que pasé dos semanas en cautiverio y las fechas actuales eran inexplicables… comencé a sospechar.

Yo procedía a ser escoltado al cuarto donde estaban mis compañeros y camino al lugar comenzó una balacera tremenda al parecer venía de afuera del “campo de concentración” en el que estábamos. El líder apura al guerrillero para encerrarme y siendo casi arrastrado, soy empujado al cuarto en donde pateo la puerta gritando “déjenme salir mierda!” pero cuando volteo veo algo que no podía creer. De un lugar asqueroso pasó a ser una sala muy iluminada con baldosas blancas y brillantes de lo limpia que estaban, había todo tipo de alimentos servidos en una mesa gigante, era una fiesta. Están todos felices compartiendo, Pedro Pablo, Alex Riviera, Eddie Vergara y Valentín Bravo estaban jugando Ping Pong. Sobre2sis y Chuck estaban discutiendo pero muertos de risa porque peleaban por el turno de jugar en el Fifa 18, Jimbo estaba compartiendo un café junto a Al Cold comentando sus experiencias de vida. Alguien toca mi espalda y para mi sorpresa era Coke diciéndome “Dónde estabay hermano?” invitandome a la mesa donde estaban todos compartiendo, en donde Alex Hero estaba sirviendo la bebida Zero. Gabriel empieza a decir que estaba muy nervioso por lo que se venía a lo que Roma le dice que dice que esté tranquilo porque no está solo, a lo que veo a alguien saliendo del baño y era Richard con una sonrisa y pidiéndole otra bebida a A. Hero.

No entendía nada, hace 30 minutos estaban moribundos, muertos de hambre y ahora estaban en un festín.. “¿Qué está pasando?” le pregunto a mis amigos, a lo que me responden “nada po Ale, estamos almorzando porque en 3 horas comienza el show, tú vas a luchar en una lucha Triple Amenaza con Gabriel y Coke”. Sigo sin comprender. A lo que corro hacia Coke preguntandole como se sentía y me decía que de lo más bien, yo reviso su cuello y no hay ninguna marca ni rasguño. De la nada todo había vuelto a la normalidad, como si nada hubiese sucedido. Pero había algo que ellos no sabían al parecer, que era evidentemente lo que pasaba afuera, camino de forma tranquila hacia la puerta por donde está la salida al patio del campo de concentración y la puerta está cerrada.




Sabía que si comenzaba un escándalo los chicos se alarmarían y hasta me tratarían de loco porque de partida yo vi claramente como decapitaban a Coke, como herían a Eddie Vergara, el sufrimiento de Chuck, la desesperación del roster entero. Pero aquí estaban todos muy felices, sonriendo y esperando el “show”. Paso 1 hora de que entré a la sala en donde sigue la buena onda, cuando comienza a temblar de forma muy lenta pero en aumento al punto de que las cosas comenzaron a caer. Mis compañeros comenzaron a gritar de forma paranoica llegando a asustarme, todos llorando y gritando se abrazaban unos a los otros mirando hacia la nada. Cuando escucho el sonido de la chapa rompiendo, las cadenas cayendo… eran soldados, SOLDADOS que nos gritaban “evacuen ahora ya!”, todos corrimos hacia la salida, dándome cuenta que estábamos en el patio que les comenté, mis compañeros de estar “normales” pasaron a estar como estaban, harapientos, pálidos y débiles. En el fondo se veía como los soldados sometían a los terroristas y como fusilaban al líder mientras me miraba fijamente con una sonrisa y los ojos bien abiertos con una mirada penetrante.

Junto a mis compañeros subimos a unos bus del ejército, blindado y muy moderno, con asientos individuales y cinturones de seguridad en forma de letra X para todos. Por la ventana veo en la orilla de la puerta a Richard Sánchez, Al Cold y Coke, ellos no salieron pero nos observaban, al darse cuenta de que yo los veía, me miraron fijamente y sonrieron con lágrimas en sus ojos. Ellos ya se habían ido.

Llegamos en 15 minutos a una base donde habían hospital improvisado donde fuimos atendidos pero nos decían que salir de aquí era muy peligroso, a lo que llegan helicópteros, los suficientes para transportarnos a todos y uno de color azul. De este helicóptero baja el conocido Hugo Savinovich a darnos la noticia de que todo se había solucionado y que volveríamos a nuestras casas.  Hugo nos decía “hijos, tranquilos que papá dios nos ayudará a solucionar esto”. Nos prestan teléfonos para llamar a nuestras familias y avisar que estamos con vida pero Roma tuvo que cargar con la terrible responsabilidad de avisar a las familias de Coke, Richard y Al Cold sobre lo que pasó.

Pasaron 4 horas de viaje donde Hugo desde el asiento de copiloto se levanta sonriendo y nos avisa que vamos llegando a Santiago, a las demás naves se les avisó este mensaje vía radio. Yo a través de la ventana efectivamente podía ver que estábamos en Santiago, veía el Costanera, Cerro San Cristóbal, todo intacto y sin marcas de guerra. Hugo se acerca al piloto agradeciendole por su gran labor y preguntando si todo anda bien a lo que responde.. Ok Dog. El piloto sonriendo voltea su cabeza para mirarme fijamente y me guiña el ojo…

Despierto.

———-o———-

Bueno amigos, este relato fue basado en un sueño que tuve. Espero que les haya gustado mi Tour Soñado.

Nos vemos este Domingo en CNL: Juicio Final, donde enfrentaré a Eddie Vergara por el Campeonato Metropolitano. 




Quedan muy pocos tickets en venta, adquiere el tuyo aquí.

 

 

Facebook Comments