¿Fue tan buena la Attitude Era como la recordamos?

 
 
No se si a ustedes les ha pasado que cuando recuerdan algo que vieron en la infancia, hablan de lo buena que era una película, una serie de TV, un dibujo animado, etc., pero cuando lo vuelven a ver se dan cuenta de que en realidad no era como lo recordaban, debido quizás a que nuestra visión del mundo cambia y no somos los niños que se impresionaban con cualquier cosa, o lisa y llanamente el producto funcionaba para aquella época pero revivirla o emularla en los tiempos actuales sería una ridiculez. No sé si esto tendrá un nombre específico, pero por si las dudas le llamaremos “Efecto Nostálgico”.




Ese efecto nostálgico se da precisamente en el wrestling y más específicamente en la Attitude Era, la misma en la cual muchos empezamos a ver este tipo de espectáculo y por ésta y otras razones es considerada por gran parte de la fanaticada como la mejor época de WWE, o siendo más mesurado, la más icónica. Fue una etapa única e irrepetible que nos dejó momentos inolvidables, catapultó la carrera de superestrellas que se transformaron en leyendas y fue vital para que WWE venciera a WCW y se adjudicara la hegemonia de los Monday Night Wars. Pero también fue una etapa que nos dejó muchos experimentos fallidos, storylines y gimmicks que verlos ahora nos daría vergüenza ajena.
Contextualizemos. Era la segunda mitad de la década de los noventa y WWF no solo perdía luchadores icónicos sino que también perdía audiencia, y el roster de la New Generation Era no era capaz de encantar a los televidentes, viéndose superada por su rival WCW en la guerra de los lunes por la noche, por lo que habían dos caminos posibles: renovarse o sucumbir. Es ahí donde WWF entra a la famosa Attitude Era, cuyo inicio es muy subjetivo. Muchos dicen que parte en Wrestlemania 13 en 1997 con la tremenda pelea entre Bret Hart y Steve Austin, otros con el Montreal Screwjob del mismo año y otros con el Wrestlemania 14 con Shawn Michaels vs Steve Austin. En esta etapa la empresa de Vince McMahon se abre a mostrar contenido explícito, menos familiar y más adulto, lenguaje un poco más obsceno y peleas más extremas y violentas que lo que ofrecía en épocas anteriores, algo similar a ECW.

 

Tal como se dijo anteriormente, la Attitude Era no sólo le permitió superar en ratings a su competencia, sino que también nos regaló MOMENTOS – y destaco esta palabra porque se repetirá por alguna razón a lo largo del artículo – que hacen de ésta una etapa inolvidable e irrepetible, ya que muchas de estas cosas no tendrían cavida en la actualidad. Repasemos los tres aspectos que nosotros, como fanáticos, añoramos tanto la Attitude Era.

1- BAW GAWD! MOMENTOS MEMORABLES

Desde la famosa promo de Steve Austin después de ganar King of the Ring en 1996 “Austin 3:16 says I just whipped your ass” (Sí, soy de los que cree que la Attitude Era empezó ahí) hasta la serpiente cascabel estrechando su mano a su archinemesis Vince McMahon después de vencer a The Rock en Wrestlemania X7. Fueron muchos los MOMENTOS que nos regaló la attitude era y que marcaron un antes y un después en la carrera de muchos luchadores, y una carta de amor para los fanáticos que hasta el día de hoy esperan que ese tipo de contenidos retorne a las pantallas. The Undertaker lanzando a Mankind desde la celda infernal hasta la mesa de transmisiones para luego volver a hacerlo desde la misma celda hasta el ring con un chokeslam; Steve Austin humillando una y otra vez a Vince McMahon; DX enfrentándose contra la autoridad; Mick Foley llevando al límite su resistencia en cada combate extremo en el que él participó; Jeff Hardy atravesando una mesa con su propio cuerpo luego de ejecutar un swanton bomb contra Bubba Ray; la spear de Edge contra Jeff Hardy mientras éste colgaba de los títulos tag team ¿Acaso la WWE sería la misma sin que nada de esto hubiese ocurrido?

 

2- SURGIMIENTO DE NUEVAS LEYENDAS

La Attitude Era fue también el trampolín para que muchos luchadores que fueron midcard en la New Generation formaran parte de los carteles principales de los PPV, siendo éstos la cara de la empresa que los convertiría en leyendas. Fue en la Attitude Era donde Steve Austin se alzó como el luchador anti-sistema amado por la fanaticada y que lo convirtió en campeón mundial en Wrestlemania 14 (1998); donde Rocky Maivia cambió su aburrido gimmick y se transformó en The Rock, el campeón del pueblo, the brahma bull, the great one, etc; donde Triple H se transformó en el heel más odiado y a la vez más respetado por la fanaticada, liderando gran parte de esta época y conquistando el título mundial en más de una ocasión. Fue también la época del surgimiento de figuras que se transformarían en los estelaristas de los PPV en años posteriores, como Chris Jericho, Chris Benoit, Kurt Angle, Edge, Jeff Hardy, entre otros. Menciones honrosas para Big Show y Kane, quienes podríamos criticar sus roles actuales en WWE, pero siempre se han mantenido relevantes de alguna u otra forma en la empresa, y en la Attitude Era no fue la excepción (Big Show campeón en Survivor Series 1999 y Kane campeón en King of the Ring 1998), y The Undertaker…bueno, es The Undertaker, es atemporal, siempre será relevante sea cual sea su situación actual.

 

3- PIONEROS EN LUCHAS ESPECIALES

¿Qué tienen en común los PPVs Tables, Ladders and Chairs, Hell In a Cell y Extreme Rules? Éstos surgieron gracias a las peleas especiales con los mismos nombres que se estrenaron en la Attitude Era, teniendo cada una de estas peleas, por muy malas que sea, un momento impactante digno de un OMG!!
El primer hell in a cell lo disputaron en Badd Blood: In your house (1997) The Undertaker vs Shawn Michaels, lo que también trajo consigo el debut de Kane, lo que le costó la pelea al enterrador.
La primera lucha de tables, ladders and chairs la protagonizaron en Summerslam (2000) The Hardy Boyz vs Edge and Christian vs The Dudley Boyz, y surgió primero porque cada tag team se identificaba con un objeto en particular, los Hardys con las escaleras, E&C con las sillas y los Dudleys con las mesas, y segundo porque en Wrestlemania 2000 estos mismos tag teams libraron una lucha de escaleras, y por lejos fue la mejor lucha de ese PPV.
Ya sé que muchos se preguntarán ¿Por qué Extreme Rules? Simple, uno de los sellos de la Attitude Era fue la lucha violenta, para el cual incluso existía el Hardcore Championship, y este tipo de estipulación (la misma que es un “Street Fight match” o un “No Holds Barred match”) que le da el nombre a este PPV es más que nada para los viudos de ese tipo de lucha que se veían más seguidos en los programas semanales, ya sea RAW o Smackdown.

 




Hemos hablado de lo memorable, de lo entrañable, de lo grandioso y de lo inolvidable que nos dejó la Attitude Era, pero ahora hablaremos de los puntos con los que uno podría cuestionar esa tesis que muchos defienden que dice de que “fue la mejor época de la WWE”

1- LA MISOGINIA HECHA “ENTRETENIMIENTO DEPORTIVO”

Existía un campeonato para la división femenina, pero la verdad de las cosas es que siempre fue relegada a un último plano en favor de exhibir a las mujeres como un objeto de deseo. Las feminas que destacaban en los espacios televisivos de WWE en la Attitude Era lo hacían mostrando su cuerpo como símbolos sexuales, dejando entrever que el talento en el ring no bastaba e incluso, era innecesario para ellas. Podríamos culpar de eso a Sunny y a las que “ayudaron” a cimentar este camino, como Debra, Sable, Terri Runnels, Miss Kitty, entre otras, pero ellas no son las dueñas de WWE, y como se dijo antes, había que impactar a la audiencia con contenido explícito y más adulto, y qué mejor que con mujeres que bordeaban en la desnudez y que siendo sinceros, más de alguna vez nos deleitamos sobre todo en nuestra pubertad. Por suerte estaban Chyna, Lita y Trish Stratus, quienes aunque también mostraron esa faceta sensual (sobre todo Trish) demostraron que el talento femenino en el ring podía tener cabida en la TV. Menciones honrosas para Jacqueline y Ivory. Es muy bueno saber que hoy en día mucho de ésto ha cambiado y que tenemos a Becky Lynch, Sasha Banks, Charlotte, Bayley, Asuka y Alexa Bliss para decirnos que la belleza no basta para captar las miradas de los fans en WWE. Que alguien le diga eso a Eva Marie, por favor.

 

2- EXPERIMENTOS DE GIMMICKS, MATCHES Y STORYLINES QUE NO LLEVARON A NADA

¿A WWE le gusta recordar el torneo Brawl For All? No ¿por qué? porque fue un absoluto fracaso que no ayudó en nada a nadie y lo único que logró fue arruinar carreras, ya que era un torneo de boxeo donde competían luchadores. Imaginen eso, es como ver un mundial de fútbol donde cada selección está integrada por tenistas.
¿A WWE le gusta recordar el Kennel from hell match, donde Big Boss Man y Al Snow peleaban en una celda infernal rodeada de perros? No ¿por qué? porque fue una pésima idea y fue la peor lucha en un PPV que fue bastante mediocre.
¿A WWE le gusta recordar el infame “Pillman’s got a gun”? No, ¿por qué? Porque fue un hecho que puso en riesgo la continuidad de WWE en la televisión, al exhibir un ángulo tan violento y tan alejado de lo que es wrestling propiamente tal.
¿A WWE le gusta recordar gimmicks como The Oddities, Bluedust, Mean Street Posse y the JOB Squad? No ¿por qué? porque fueron malos gimmicks, fueron bizarros, sin sentido, caricaturescos en una época que no se requerrían ese tipo de perfiles.
¿Qué tiene en común todo lo mencionado? Todo ésto y más sucedió durante a Attitude Era, donde al parecer se regía bajo el lema “el fin justifica los medios”, pero los medios en este caso lejos de ser ambiciosos y osados, fueron bastante ambiguos, ridículos y hasta polémicos.
Menciones deshonrosas:
  • El storyline del Poder Mayor (The Higher Power)
  • El storyline de Big Show y la muerte de su padre.
  • Mark Henry y Mae Young.
  • Jeff Jarrett contra las mujeres.

3- ATTITUDE ERA NO ES SINÓNIMO DE MEJORES PELEAS

Los grandes recuerdos que se tienen de la Attitude Era es por los MOMENTOS que nos entregó para entretener a sus fanáticos y principalmente, para derrotar a su competencia. Es decir, instantes que impactaron de tal forma que te hacen olvidar lo que pasó realmente en el ring, porque si ponemos a pensar detenidamente, la Attitude Era no se caracterizó por tener los mejores matches. Es cosa de ver todos los PPV del año 1999, solo con ver el main event de cada uno de ellos nos bastaría para darnos cuenta de que la calidad dentro del ring no era lo importante. Hablando de los PPV bandera de WWE, hagamos remembranza: Royal Rumble 1999, Vince McMahon gana luego de que todo lo que pasara en la misma batalla real no importara nada; y el del 2000, The Rock gana de forma polémica para que en el siguiente PPV No Way Out esa triunfo quedara solo para las estadísticas; Summerslam 1999, luego de una serie de combates que pasaron sin pena ni gloria, Mankind vence en la triple amenaza contra Steve Austin y Triple H, para que a la noche siguiente sea vencido por el juego (¿que no era más sencillo hacerlo ganar en el PPV de forma controversial?); Survivor Series del 1998, The Rock vence de forma controversial a Mankind en un flaco intento de emular el Montreal Screwjob y en el 1999, Big Show se alza como campeón mundial iniciando uno de los peores reinados en WWE; Wrestlemania 1999, si bien la rivalidad entre Stone Cold vs The Rock fue más que interesante, lo anterior al main event carece de brillo, y en el 2000, el plato fuerte fue simplemente una guerra entre los McMahons + sus protegidos, y similar al año anterior, salvo la lucha de escaleras por los títulos tag team y la triple amenaza entre Angle, Benoit y Jericho por los títulos intercontinental y europeo, el resto de los combates fueron irrelevantes.
Ya sé que estamos olvidando matches como el iron man de Triple H vs The Rock en Judgment Day (2000), la primera pelea TLC entre los Hardys, los Dudleys y Edge & Christian en Summerslam (2000), el Royal Rumble del año 2001 y el Wrestlemania X-Seven (2001) pero tal como pueden ver, todo eso ocurrió desde la segunda mitad del año 2000 hasta el término de la Attitude Era, y eso que estoy haciendo un filtro entre lo mencionado y lo que no vale la pena recordar (hablando de los PPVs)

 

4- LA REAL ATTITUDE ERA NO NACIÓ EN WWF/WWE

Este punto difiere de los anteriores, ya que más que criticar a la Attitude Era en sí, brevemente trata de explicar de dónde viene realmente esta etapa.
WWE de la mano de Vince McMahon nos entregó un tipo de espectáculo con contenido más violento, y lo llamó Attitude Era. Pero ésto no nació en WWE, y es que la empresa pionera en este tipo de contenido es, lo fue y siempre será ECW gracias a la mente de Paul Heyman, quien creo una forma de hacer wrestling que tiempo después tanto McMahon como Eric Bischoff copiaron y se fueron apoderando poco a poco de lo construido por Heyman, llevándose a sus luchadores por mucho más dinero del que le último podía ofrecer. La gran promo realizada por Heyman durante la “invasión” habla precisamente de cómo las dos grandes empresas competidoras robaron su obra y su legado.
¿Acaso la Attitude Era de WWE fue una versión comercial y envasada de la obra de Heyman, en pos de ganar ratings y acaba con la competencia y así establecer el monopolio del “entretenimiento deportivo”?

 

CONCLUSIONES

¿Fue la Attitude Era la mejor época en WWE y sobre todo en este tipo de espectáculo? Si hablamos netamente de wrestling, la respuesta es NO. Creo que lo mejor luchísticamente hablando vino después en la llamada Ruthless Agression era, y que perdonen los fanáticos de luchadores que brillaron en la Attitude Era, pero todo el talento en el ring se vio cuando ascendieron a la escena principal figuras como Chris Jericho, Kurt Angle, Chris Benoit, Brock Lesnar (el de verdad), Eddie Guerrero, Edge, entre otros. Pero entonces ¿por qué queremos tanto la Attitude Era? Porque nos encariñamos con los MOMENTOS que nos regaló, que trascendieron al wrestling, con las promos que te mantenían atentos a lo que decía cada luchador, y principalmente con los gimmicks (buenos o malos) que se tranformaron en íconos de nuestra cultura del wrestling que llamaron más la atención por la “actitud”, y que cada vez que volvamos a ver, nos recordarán que son parte de nuestra infancia, y que mucho de que vimos (la mayoría de nosotros) los sábados y domingos en la tarde en La Red, fue algo que no se volverá a repetir, y es mejor que se mantenga así.




¿Consideras la Attitude Era la mejor etapa de la WWF/WWE?