La WWE y su evolución en videojuegos

WWE Santiago 5/12

Dentro de la tremenda máquina llamada WWE hay algo que a muchos nos entretiene: Sheamus, Roman Reigns y las distintas rivalidades del Big Show  los videojuegos. Desde la época dorada que la empresa del tío Vince nos entrega diversión para llevar a la casa, algunos buenos, otros no tanto y por supuesto esos tan malos que ni siquiera recordaremos.

Aquí van algunos de los más recordados:

La época Full Píxel

Los que tuvimos la legendaria NES, SNES o la Sega Genesis y que al mismo tiempo veíamos a Bret Hart, Yokozuna y al Undertaker agarrarse a coscachos una vez al mes en un VHS comprado en el persa Biobío, no podíamos quedarnos sin jugar joyitas como el Monday Night RAW o el Súper Wrestlemania, dos de los primeros juegos 100% oficiales (y más decentes) que tuvo la WWE. Harto píxel, títulos ganados que nunca sabías si lo ganaste o no y Doink the Clown pegando unas patadas voladoras brutales. Súmenle ser el único con el juego en el curso y tener a los compañeros todos los fin de semana en tu casa bolseando y peleando, épico.




La época 3D (Get the tableeeees!)

Aquí nos pegamos un salto bueno, del querido píxel, nos lanzamos al incipiente y no tan pulido 3D (quizás algunos no tan 3D, pero la profundidad de campo les da un bonito efecto). Llegamos a la N64, la PS1 y principios de la PS2. Hay hartos ejemplares en esta sección, pero hablemos de los mejores (según mi parecer): WWF No Mercy y WWF SmackDown! 2. Monos feos, entradas ahí nomás, pero con una jugabilidad muy entretenida, un roster bien completo y leyendas desbloqueables según objetivos cumplidos, no por DLC’s ni otros asaltos de hoy en día. Aquí seguían las reuniones con amigos los fines de semana, jugando y picándose antes que comience Smack Games!

La época “Versus”

Plena PS2 y XBOX 360 compadre (a nadie le interesa la GayCube GameCube). El SmackDown vs RAW marcó tremendo despegue para esta saga de videojuegos, con un Vince McMahon en portada sufriendo heterocromía entre el azul y rojo de ambas marcas, eso ya nos indicaba que se veía buena la cosa. Tuvimos siete juegos de esta saga, no muy distintos entre sí, los que se caracterizaron por un roster contundente apoyado siempre por las queridas leyendas, los modos de juego y las gráficas. Crear tu propio personaje e ir a darle cara al Undertaker en Wrestlemania, era solo comparable con llegar a Shao Kahn en el MK o llegar al último gigante en el Shadow of the Colossus.




La época WWE-2K

Ya en el 2011 decidieron darle una vuelta al área videojuegos, enfocándose en la NextGEN. Fue así como, luego de meses y largas reuniones, le cambiaron el nombre a la línea por WWE ’12 y ubicando a Randy Orton como portada y a Sin Cara en la versión latina. Nada podía salir mal con esos dos cracks, cierto? Pues bien, pésimo juego, aunque gráficamente tuvo su cuota superior a años anteriores, el cambio real vino con el WWE ’13, buen juego, nuevos modos (incluyendo la era Attitude) y un roster de pucha madre! Eso sí que el juego fue tan bueno que dejó en quiebra a THQ. Una franquicia como ésta no se podía perder y 2K puso a los meses después su billetito sobre la mesa y listo, habemus nueva saga. Todos sabemos lo bacán que es el motor gráfico de 2K, pero en este caso no quedó demostrado, dejando los gráficos como final de cumbia (ahí nomáh’). Ahora solo queda esperar el 2K16 (Octubre del 2015) para ver la evolución definitiva y tener a Cesaro como campeón del Universo.

Comentario aparte: año 2015, hay un vehículo explorando Marte, una sonda sacándole fotos a Plutón, Chile es campeón de América… y la WWE todavía no se propone hacer una entrada decente en las luchas de Cámara de Eliminación ni en la Celda de Armageddon de sus juegos.

Mención especial a WCW/NWO Revenge, WCW Mayhem, ECW Hardcore Revolution, WWE All Stars, WWF Wrestlemania: The Arcade Game y todos esos juegos que aunque no fueron nombrados, están en nuestro disco duro en forma de ROM.

Saludos a todos y comenten sus experiencias!

Facebook Comments