Lo bueno y lo malo del G1 Supercard

Anuncio



Repasemos las cosas que vimos en el show de NJPW y ROH.




Lo bueno

El regreso de “The Rainmaker”

No me hablaré mucho del combate y nos iremos de inmediato a lo importante, terminó el reinado de White que fue extremadamente aburrido, el tipo puede hacer bien su pega pero es totalmente poco llamativo, Okada recupera la corona que nunca debió perder, ahora hay que ver si alguién está a su altura para darnos una buena rivalidad por el campeonato mundial.

Taven en lo más alto

Me gustó el combate, tuve la suerte de verlo después me quedé dormido anoche xD y lo pude disfrutar mejor ya que anoche a estas alturas estaba colapsado con tantas peleas. Me gustó que todos tuvieran su momento dentro del combate y que utilizarán de gran manera los elementos disponibles para el combate.

Scurll tiene un gran personaje y algún día se le va a dar, caso contrario a Lethal que es un gran luchador pero no prende nada y ahora con la sorpresa, por decirlo de alguna forma, de Taven tendremos que esperar para ver si su reinado será bueno o pasará desapercibido.

Ibushi campeón

Una pena que el combate estuviera justo al mismo tiempo que DX estaba hablando en el Hall of fame, tuve que estar pendiente en las dos cosas al mismo tiempo. Era un Dream Match y lo demostraron de principio a fin, ninguno de los dos quería perder y tuvimos como 1000 finales falsos, cosa que a mi me encanta y creo que ha varios también.

Al final Ibushi saco todo el arsenal, metió Boma Ye por montones, un par de Powerbomb y una Kamigoye para coronarse campeón intercontinental de IWGP. Lo digo altiro, fácil seis estrellas.

Zack Sabre Jr. vs. Hiroshi Tanahashi

Que combatazo, da gusto ver como Tanahashi sigue dando grandes combates independiente sea la importancia de la pelea, se sacaron la cresta y eso se va agradecer siempre y lo mejor es que los dos se mostraron muy fuertes y tuvieron que realmente partirle la espalda al rival para ganar.

El llaveo final de Sabre Jr. para quedarse con la victoria es simplemente una obra de arte.




Cobb bicampeón

Ojala haya empezado a ver el evento acá, el pre show solo desgastó y no benefició en nada el evento. Cobb y Ospreay dieron un excelente combate para iniciar todo, combate que tenía el gran atractivo de que ambos campeonatos (Televisivo de ROH y NEVER de NJPW) estaban en juego.

El triunfo fue para Cobb, quién creo yo se consolida como un talento más que importante para seguir, hoy es bicampeón y creo va para los títulos mundiales antes de que finalice el 2019.

 New York Street Fight

La pongo acá simplemente porque se sacaron la cresta con varias cosas, terminó siendo tan confusa que no entendí cuando empezó y cuándo terminó.

Taiji Ishimori (c) vs. Bandido vs. Dragon Lee

Los juniors siempre salvan el show y está ocasión no fue la excepción, buen combate donde todos se destacaron y no fue hasta el final donde pudimos intuir quién podría salir como campeón. Muy destacable la participación de Bandido, aunque no ganó demostró porque todas las empresas estaban detrás de sus servicios.

Dragon Lee fue el gran ganador y ahora tendremos que esperar para ver cómo sigue la historia en la división junior.

Lo Malo

El preshow

Bastante desorganizado el preshow, primero comenzaron mucho antes de lo anunciado, afectando el combate femenino ya que probablemente nadie lo vio, luego vino el honor rumble, el cual tuvo muchas cosas positivas pero fue un combate extremadamente largo para un pre show, era para insertarlo en la cartelera o incluso para un evento destinado a un combate así.

Otro punto que no favoreció el Honor Rumble fue su desarrollo, muchos tipos al mismo tiempo en el ring terminan colapsando y para cerrar, el final fue una mierda.

Rush vs. Castle

La gran pregunta acá es ¿Para que?, Rush no es juanito perez de México que viene hacer sus primeras armas, el tipo es una estrella y tiene ya su gran fama por lo que no necesitaba vencer a Castle en 30 segundos. Las entradas de los dos duraron más que el combate y para ver eso (Turn de Castle) mejor lo ponían en un show semanal.

The Allure

10 minutos duró el combate por el campeonato mundial de WOH, un combate que desde que empezó sabíamos que iba a ganar la retadora, una pena lo que hicieron con Mayu, mejor no le daban el campeonato si la cosa iba a terminar así.

Luego de que todo acabo, Klein fue sorprendida por Beautiful People y luego de la traición asumo (No soy un gran consumidor de ROH) de Mandy León, todo termino con las nuevas villanas llevandose la atención del mundo.

Winner Takes All 2

Independiente que hubieron muchos grandes momentos dentro del combate, colapse mentalmente con esta pelea, no sabía quién era el legal, teníamos muchas cosas por la izquierda y muchas cosas por la derecha que al final ni me di cuenta cuando G.O.D termino siendo los grandes ganadores.

A esto sumale la intervención de los tarados Amore & Big Cass, intentaron llamar la atención “invadiendo” un show justo después de que en WWE ya había pasado, quedaron como imbéciles y al rato se supo que todo era show, ambos ya tendrían contrato con ROH.




Conclusión

Nada del otro mundo, quedó claro que era un show de NJPW y que ROH fue “amablemente” invitado a ser parte, tenían la opción de demostrar que eran más que la cuarta indie y creo yo quedaron muy atrás. Ojala NJPW comprenda que la fórmula para tener un éxito estable (En USA) no es en llenarse una cartelera como 14 combates, van a salir varios buenos pero la gente terminará aburriendose y cansándose, como pasa con WWE, lo mejor es ser como NXT, cinco grandes combates y nada más, todos se van felices y con ganas de más.

Autor/es

Anuncio de abajo