Prestando ropa a Roman Reigns




Con el paso de los años y luego de ver desfilar a tanto compadre en el ring, uno se va poniendo más exigente, lo que no es malo, perdiendo un poco el sentido de la visión de negocios dentro de la lucha libre. Esto es en gran parte lo que afecta hoy en día a Roman Reigns (el Ramón pa los panas), quien a pesar de romperla en el ambiente de los niños rata, no logra llegar al corazón de la fanaticada que lleva años viendo las luchas.

Todos sabemos que Roman es bueno porque ayuda a la gente, vuela y UUUUHHHAAAHHHH!, pero ¿por qué no lo tenemos al nivel de luchadores históricos que a pesar de ser powerhouse, han sabido llevar sus personajes hasta arriba? Todo eso y mucho más en el siguiente reportaje de Alipio Vera:


Roman Reigns es un tipo grandote (Powerhouse pa los Técnico Superior Mención Wrestling), de características similares a cracks como Undertaker, Kane, Diesel, El Big Show (flaco), etc. La misión del powerhouse es principalmente el generar respeto mediante la fuerza física, aunque se han dado casos de luchadores con una técnica brutal a pesar de su tamaño (Brock Lesnar por ejemplo).

Entonces, ¿Qué pasa con Roman?

Roman tiene casi todo para triunfar: buen porte, buena movilidad heredada de su linaje samoano, técnica en bruto que algún día podría lucir y unos ojos claros que enamoran a cualquiera.

"Perdón, no vi tu lucha porque estaba perdido en tus ojos"

“Perdón, no vi tu lucha porque estaba perdido en tus ojos”


 


Pero a nuestro amigo le falta carisma, algo fundamental hoy en día en que el entretenimiento deportivo destaca a la par con la técnica. Obviamente es algo que se puede mejorar, pero según el modo de pensar de la WWE, ¿Para qué mejorar eso si a los niños les encanta así tal cual? Entonces aquí y luego de sumar los puntos tocados anteriormente, llegamos al verdadero culpable del desprecio a Roman Reigns por parte de algunos seguidores de la lucha libre: la WWE.

¿Por qué teniendo un luchador en potencia te dedicas a dejarlo como un tipo simplón picao’ a superhéroe con tres movimientos y que de vez en cuando necesita a su primo famoso para levantar su imagen? Disculpen el vocabulario pero no me webeen, Roman no necesita a La Roca salvándole en Royal Rumble cuando había mil formas de sacarlo dignamente adelante en esa lucha, para rematar con un segmento en backstage en que Rocky se apodera del micrófono y este otro compadre está como muñeco al lado de él asintiendo con la cabeza.

“Hola, vengo a dejarte como weón”

O sea, si tienes planeado ese remate, que lo hagan por ejemplo con Los Uso, ayudando a Roman a ganar y cambiando al bando heel formando una especie de “Mafia Samoana”, pero no con La Roca po papá, si sabemos que ese compadre está viviendo en Hollywood y solo llegó a dejar a Reigns como un pelmazo que necesita la ayuda del primo delante de todos. Mal ahí la WWE.

Y para qué hablar de Wrestlemania, donde a pesar que Brock y Roman llevaron una pelea entretenida y bastante reñida, se dieron cuenta (tarde) que el personaje actual de Reigns no daba para ganar algo tan espectacular en el escenario más grande de la lucha libre, recurriendo al gran Seth Rollins para darle un final digno a la lucha. Es lo más parecido a Bielsa probando formaciones nuevas en plena segunda ronda de Sudáfrica 2010 frente a Brasil, no podís po. Con ideas como esas es que WWE llega a eventos principales similares al de Bam Bam Bigelow vs Lawrence Taylor que comentábamos en publicaciones anteriores.

“Mi momento Wrestlemania”

Hay que darle la oportunidad a Khal Drogo Roman, confío en que llegará el momento en que lo trabajen para que destaque como debe ser, quizás manteniendo su enfoque a los brocacochis porque no es necesario ser heel para destacar, pero dejándonos contentos a todos con carisma y una buena técnica.

Acá en el #TimPuntoCom tenemos una nota re buena con las mejores luchas del Ramón: Las 7 Mejores Luchas de Roman Reigns.

¡Saludos a todos y comenten!





Facebook Comments