¿Cómo puede seguir creciendo NXT?

   
Tal como lo dijo alguna vez Triple H y más específicamente al término de NXT Takeover: The End, NXT ha dejado de ser solamente una marca de desarrollo. Su crecimiento ha sido tal, que ha adquirido vida propia encantando a todos quienes desean ver wrestling puro, transformándose así en “la indie de WWE” con la cual le puede hacer frente a grandes promociones de ese estilo como Ring of Honor, Pro Wrestling Guerrilla, Insane Championship Wrestling, entre otros. Habiendo dicho esto ¿Qué podría hacer WWE con NXT para potenciar la marca? He aquí algunas ideas que, en lo personal, le darían un plus al gran potencial que ha alcanzado gracias a los inolvidables momentos que nos ha brindado.




Crear un Título Secundario

NXTtelevision

La buena cantidad y calidad de luchadores nos hace pensar que es injusto que muchos de ellos queden al margen de la órbita de título principal, y sería casi imposible darles un reinado a todos, por tanto, un título secundario ampliaría la competitividad en NXT y abriría el abanico de posibilidades para crear storylines. Un nombre recurrente en la historia del wrestling para títulos secundarios ha sido “television”, ergo, un “NXT Television Championship” calzaría perfecto para luchadores como No Way Jose, Andrade Almas, Tye Dillinger, Patrick Clark, Gran Metalik, por nombrar algunos, en general luchadores que están empezando a hacerse de un nombre en la escena del wrestling.

Crear un torneo anual

NXT-Dusty Rhodes

De la misma forma en que Pro Wrestling Guerrilla celebra su famoso Battle of Los Angeles, o quizás también como lo hace New Japan Pro Wrestling con G1 Climax, NXT podría instaurar un torneo que dé cita a todos los peleadores de la marca de desarrollo, tanto a los que aparecen frecuentemente en TV como los que sólo participan en los live shows, para así darle espacio precisamente a quienes no son recurrentes en el show de NXT. Además, dependiendo de cómo se trabaje el bookeo, el ganador de dicho torneo recibiría un push que lo lleve a lo más alto de la marca y por qué no, al main roster entrando por la puerta ancha. NXT ya sabe de torneos, recordemos el tag team tournament en honor a Dusty Rhodes, cuyos ganadores fueron Finn Balor y Samoa Joe, el cual tuvo una muy buena recepción, por tanto la posibilidad de un torneo individual sería muy viable.




Invitar a talentos mundiales del wrestling

scurll-ospreay

Marty Scurll vs Will Ospreay en RevPro Wrestling

La gran mayoría de los luchadores pertenecientes a las indies no están atados a trabajar en una sola promoción, se mueven en distintas empresas que les ha permitido dar a conocerse y hacerse de una fama mundial. Pues bien, así como se vio en NXT Takeover Brooklyn cuando pudimos ver por primera y única vez a Jushin Thunder Liger en un ring de WWE, la marca amarilla ampliaría las posibilidades de darnos grandes espectáculos (como ya lo ha hecho y seguro seguirá haciéndolo) invitando a estrellas de la escena independiente en los PPV Takeover o en ediciones especiales del show principal. Imaginen ver en un ring de NXT a Will Ospreay o a Marty Scurll, ambos pertenecientes a Evolve, la misma empresa que tiene una alianza con WWE y que ha permitido tener en la marca amarilla a Johnny Gargano, Tommaso Ciampa y en el Cruiserweight Classic a Zack Sabre Jr, Drew Gulak y TJ Perkins. Y si pudimos ver a Jushin Thunder Liger en NXT Takeover Brooklyn, no sería descabellado pensar en la posibilidad de tener a Hiroshi Tanahashi, Kazuchika Okada, Tetsuya Naito, enfrenándose a un Samoa Joe, Austin Aries o Shinsuke Nakamura.

Realizar crossovers entre NXT y el main roster

Esta misma pelea en un show televisado sería algo impagable.

Aunque no sean llamados en sí mismos como “crossovers”, esta idea ya se ha visto antes, sobre todo en los live shows de WWE, pero recordemos los más recientes que se dieron en los shows televisados: Billie Kay en Smackdown contra Dana Brooke y Bayley en Battleground uniéndose a Sasha Banks contra Charlotte y Dana Brooke. Ver enfrentarse a una figura de NXT contra otra del main roster, sin que tenga que haber una “invasión” de por medio ya que la historia nos ha dicho que ese tipo de storylines no ha beneficiado a los “invasores”, llamaría la atención de quienes seguimos ambos shows. Ver por ejemplo a un Austin Aries vs AJ Styles, Andrade Almas vs Neville, Samoa Joe vs Cesaro, Shinsuke Nakamura vs Seth Rollins, The Revival vs The New Day, sería un espectáculo con sólo verlos pisar el ring. Quizás el problema sería cómo o dónde bookearlo, pero estamos fantaseando, así que permitámosnos el beneficio de soñar.

Conclusión

WWE y sus shows principales, tanto RAW como Smackdown, al estar enfocados en lo que la empresa llama “entretenimiento deportivo” juega sus cartas hacia una competencia alejada del wrestling, llámese la NBA, Prime Time Shows o cualquier espectáculo donde lo que predomina es el rating y captar la mayor cantidad de sponsors, y aunque las empresas independientes por muy buenas e incluso superiores sean en lo que respecta a wrestling, jamás serán una amenaza y una real competencia en el negocio de la empresa liderada por Vince Mcmahon. Sin embargo, con NXT logra abarcar ese nicho donde los principales consumidores son los amantes de luchadores que seguimos en las distintas promociones, y así reencantando al fanático que espera ver una pelea intensa en los programas estelares. Es cosa de esperar y ver cómo NXT sigue creciendo de forma exponencial y se desarrolla como la versión independiente de la empresa más grande del “sport entertainment”.




NXT… NO TE MUERAS NUNCA!!!

Facebook Comments