Razones por las que Okada NO IRÁ a WWE

Anuncio



Andan vendiendo humo con que WWE le está ofreciendo plata a Kazuchika Okada para que firme con ellos, aquí les dejamos las razones por las que sabemos que esto no pasará.

Por si no lo conocen, Kazuchika Okada es el mejor luchador de la generación, el hombre de las luchas 6 y 7 estrellas. La franquicia de NJPW, el Rainmaker, el del reinado de 720 días, una estrella caminante, apariencia de campeón, portador de la antorcha olímpica, héroe nacional de Japón.

WWE quiere llevarse a este hombre a su casa de retiro, están dispuestos a soltarle plata y ofrecerle cosas para tentarlo a abandonar New Japan. Pero nosotros tenemos otra historia, una lista de buenas razones por las que el Rainmaker no se irá de su lindo país.

 

Él no necesita WWE, WWE no lo necesita a él.

Si, en el main roster pagan muy bien, pero esto los convierte en casa de retiro más que otra cosa. Los que ya tuvieron éxito en Japón, con su estilo de lucha del más alto nivel, van a WWE en el ocaso de su carrera para terminar con un buen sueldo y asegurar pensión. Por eso que gente como AJ o Nakamura se fueron a WWE cuando ya bordeaban los 40 años, no son tontos.

Actualmente WWE tiene 300 contratados, de las cuales al menos el 30% está en sus casas sentado haciendo nada. La práctica ya es sobre agarrar talento de otros lados y hacerlos firmar por múltiples años para asegurarlos y cagarse a la competencia. Sin importar que al otro día lo tengan en un segmento siendo lanzados a un tarro de basura para mandarlos a su casa por 2 meses.

Okada no necesita WWE, porque es la cara de NJPW, le pagan mejor que a nadie, Bushiroad es una empresa billonaria. WWE ya no es el “Gran destino con el que sueñan todos los luchadores”, hace tiempo que dejó de serlo. Así como Estados Unidos dejó de ser el gran país del ‘Sueño americano’ donde todos quieren vivir y todo aquel que va está destinado al éxito. Esos mitos acabaron hace cualquier tiempo.

Diferencia de estilos

Chris Hero lo escribió en uno de los tweets de la década, la gran diferencia entre la lucha Americana, Mexicana, Británica y Japonesa. Obviamente, todas las promociones juegan con esto y se transfieren cosas de un estilo al otro, pero hay diferencias generalizadas.

En Japón la lucha (POR LO GENERAL) se ve como un reto, un desafío donde el enemigo puedes eres tu mismo y tu propia superación. Tiene un enfoque más deportivo, donde hay respeto o decepción de parte de tus compañeros según la calidad de tu performance. La dinámica heel vs babyface no es necesaria para construir una gran historia. Los medios de comunicación respetan la capacidad de los atletas, lo cual no significa que todo sea en serio (existe DDT, quienes pese a su humor bizarro son igual de considerados cada año por la revista Tokyo Sports).

En USA es diferente, la mayoría gira en torno al Bien vs el Mal. El bueno vs el malo, el tipo carismático que supera diversos obstáculos para finalmente derrotar esa maldad. Esta dinámica de superhéroe/película de la guerra fria implica que ambos sepan hablar, contar una historia con sus palabras.

Hay gente que piensa “sin micrófono no eres buen luchador”. Lo cual es erróneo si se habla de manera global. Claro, en Estados Unidos es cierto, es necesario.  Pero como digo, hay estilos donde no importa tu habilidad para comunicarte, si tienes el factor X, esa capacidad de conectar con la gente y hacer que te apoyen en tus aventuras sobre el ring, estás listo.

Okada es de esos tipos, recuerdo muy escasas ocasiones donde se puso hablar y me “inspiró”. Su cuento, es que el compadre lo ves, y tiene pinta y actitudes de una eminencia del wrestling, para variar luego dentro del ring, es un talento impresionante, sin necesidad de decir una sola palabra.

Pero estos estilos son difícil de mezclar, por eso, en mi opinión, Okada NO funcionaría en el estilo americano de WWE, donde te ves obligado a contar una historia con tus palabras para que los locos del público acostumbrados a esto, sepan hacia donde va la micro y se diviertan.

Matrimonio

Kazuchika Okada no está casado con una esposa llaverito que anda trayendo a todos lados. Está casado con una Seiyū (actrices de doblaje de anime, que en Japón tienen estatus de idol), y no cualquier Seiyū, sino que una de las más famosas de Japón: Suzuko Mimori.

Si revisan la lista de créditos que tiene, verán que la chica tiene un montón de trabajo constantemente. Okada NO se va a ir a USA porque le estaría matando la carrera a su señora, que es muy reconocida en su área. Mientras que es casi imposible que se vaya a vivir y someterse al calendario de WWE, dejando a su esposa sola en Japón.

Su estatus de héroe

Okada es un heroe de Japón, lo adoran, tiene comerciales en TV, ha hecho voces en anime y le ha dado un montón de plata a NJPW. Ahora, su estatus de leyenda le valió ser uno de los dos luchadores que portarán la antorcha olímpica previo a los Juegos Olímpicos de Tokio este año (El otro siendo Keiji Mutoh o The Great Muta).

Es la cara de la empresa, por lo que Bushiroad no estaría dispuesto a aceptar que un par de gringos les quitaran su máquina de imprimir billetes. Bushiroad tiene UN MONTÓN DE DINERO a su alcance y harían todo lo posible por retener a Okada si este llega a mostrar señales de querer irse a vivir al país Norteamericano.

El reporte fue de Brad Shepard

La última noticia de que Triple H anda buscando a Kazuchika Okada dispuesto a ofrecerle el cielo y la tierra para irse a USA fue reportada por Brad Shepard, el tipo más desagradable del mundo de las noticias de lucha. Conocido por mentir constantemente, tener fuentes pésimas, ser un body shamer que odia a Becky Lynch y tener un perfil de twitter tan tóxico que hace ver a Chernobyl como un Jardín infantil. A tan punto llegó su condición de meme que un tipo le mandó un email con información falsa y Brad la reportó como noticia, sin siquiera verificar la fuente.

ASÍ QUE DESCARTEMOS TODO. OKADA SE QUEDA EN SUS TIERRAS ROMPIÉNDOLAS Y TODOS FELICES

¡Gracias por leernos!

Autor/es

  • Miembro orgulloso de la Itoh Respect Army. Entusiasta del Joshi Wrestling. Dejé de ver WWE y mi vida mejoró.

Anuncio de abajo