Reinados pencas como Campeones Mundiales

Publicidad Random




Ser campeón en cualquier empresa grande debe ser un orgullo en la carrera de un luchador. Muchos se esforzaron durante años, incluso décadas, para llegar a ser campeones en cualquier división de una compañía. Sin embargo, el sueño de todo luchador es el mismo: ser Campeón Mundial. En este artículo mencionaremos algunos de los sueños cumplidos que, lamentablemente, no dieron el ancho y solo aportaron a la devaluación de un campeonato. Reinados cortos, luchadores muy verdes, bookeos terribles e incluso un actor lograron entrar en la primera entrega de los peores reinados como campeones mundiales.




The Great Khali – World Heavyweight Championship 

Corría el año 2007 y el gigante de Punjab venía de un feudo con John Cena por el Campeonato de la WWE donde, para variar, se fue humillado. Fue transferido a SmackDown y, tras una lesión sufrida por Edge, ganó una batalla real de 20 hombres y se transformó en campeón. Logró defender exitósamente el campeonato frente a Bastista y Kane en The Great American Bash, y luego perdió por descalificación contra Batista en SummerSlam (sí, por descalificación en SummerSlam). Entró en una pequeña rivalidad con Rey Mysterio, que fue defendido por Batista, lo que llevó a una triple amenaza por el título en Unforgiven, donde el Animal salió victorioso.  61 terribles días como campeón, donde sus combates nunca duraron más de 10 minutos, y claramente no prendió a nadie.

 Hulk Hogan – WWF Undisputed Championship

Hulk Hogan, con 49 años, volvió a la WWF en 2002 como parte de la nWo, y entró en un feudo con The Rock que los llevaría a un épico combate en WrestleMania X8, donde el de ascendencia samoana salió victorioso y se dijo que Hogan “le pasó la antorcha”. Linda historia. Sin embargo, inexplicablemente le dieron una oportunidad por el título máximo en Backlash (ostendado por Triple H), sin una gran historia detrás y saliendo de una derrota en WrestleMania. Hogan derrotó a Triple H y tras dos malas defensas contra Chris Jericho y Ric Flair en SmackDown y RAW, respectivamente, perdió el campeonato frente a The Undertaker en Judgment Day, recibiendo la cuenta después de la peor Chokeslam de la historia (búsquela, es la peor). 28 días de un reinado sin sentido, más aún si consideramos que Triple H y The Undertaker se enfrentaron en Insurextion (un PPV exclusivo del Reino Unido, entre Backlash y Judgment Day de ese año), ¿por qué no enfrentarlos a ellos directamente por el título y dejar fuera a Hogan?




David Arquette – WCW World Heavyweight Championship

Todo partió después de la participación del actor David Arquette en la película Ready To Rumble, que fue producida por una empresa de Ted Turner, dueño de la WCW, donde participaron varios luchadores de la compañía como Goldberg, Rey Mysterio y Diamond Dallas Page. Luego, Arquette comenzó a salir en Nitro, tuvo una rivalidad con Eric Bishoff, y ganó el campeonato en una lucha en parejas (DDP & Arquette vs. Bishoff & Jeff Jarrett, quien hiciera la cuenta ganaba el título). 12 días le duró el cinturón, después de perderlo en Slamboree contra Jarrett (tras traicionar a DDP).  Para ser justos, la nefasta idea surgió de Vince Russo y dicen que Arquette estaba en contra de la misma, pero Russo insistió. El actor luego donó toda la plata que ganó en WCW a las familias de Owen Hart, Brian Pillman (ambos fallecidos) y Droz (paralizado después de un powebomb mal ejecutado por D’Lo Brown). Todos sabemos que por cosas como estas Russo mató a la WCW.

Chavo Guerrero – ECW Championship

Uuuuu Chavo. La nueva ECW nació muerta y ni los segmentos de Extreme Exposé con Kelly Kelly lo hacían digno de ver. Pero todo tomó un rumbo más miserable y oscuro por ahí por el 2008 cuando CM Punk era el campeón de la ECW, después de ganar una rivalidad de gran nivel con John Morrison. Chavo era parte de La Familia, y en una lucha sin descalificación por el ECW Championship, ganó el campeonato gracias a una Spear de Edge (que estaba en la mesa de comentarios). Luego, tuvo un par de combates contra Punk (uno fue un “Gulf of Mexico Match”, donde tenían que tirar al rival al agua), teniendo dos defensas limpias y exitosas. ¿Para qué?, para que tras 68 días como campeón, perdiera el título en WrestleMania XXIV en 11 segundos frente a Kane. 11 segundos. Y el destino le traería cosas peores al ECW Championship.

Christian – World Heavyweight Championship

Lo de Christian me duele, ya que es uno de los luchadores que siempre pensé que merecían más. Así como a Rey Mysterio le dieron el título por pena tras la muerte de Eddie, a Christian le dieron el título por pena tras el retiro forzado de Edge. Y el bookeo se encargó de aquello. En Extreme Rules, Christian derrotó a Alberto Del Rio en una lucha en escaleras, ganando el título por primera vez (su primer Campeonato Mundial en WWE). Sin embargo, le duraría solo dos días, ya que fue derrotado por Randy Orton en las grabaciones de SmackDown. Después se volvió heel, perdió contra Orton un par de veces, y finalmente ganó de vuelta el campeonato en Money in the Bank tras derrotar a Randy por descalificación. Así es, si Orton era descalificado perdía el título y así fue. En la revancha, 28 días después, perdió el título frente a la Víbora y posteriormente la revancha de ese combate también. En resumen, Christian sumó puras derrotas frente a Randy Orton y nunca se vio como un legítimo campeón. Se supone que esta lista enumera reinados individuales que fueron malos, pero los de Christian fueron tan malos, que ni juntando los dos hacemos uno medianamente decente. Una pena.

Goldberg – WWE Universal Championship

El caso más reciente y esperemos que sea el último, Goldberg regreso al ring luego de 10 años para enfrentar a Brock Lesnar, en lo que se esperaba fuera solamente un combate en Survivor Series. Lamentablemente para el Wrestling, el regreso de Goldberg vendió y su estadía en WWE se extendió hasta Wrestlemania, lugar donde se volvería a enfrentar a Lesnar, esta vez con el titulo Universal en juego.

Para que esta fantasía erotica de Vince se cumplierá, Kevin Owens fue humillado, perdiendo el titulo en unos segundos contra un tipo que no podía luchar más de cinco minutos. 28 días duro esta tortura donde con suerte vimos a Goldberg posar con el campeonato.




¿Hay algún reinado penca que recuerdes, que merezca ir en esta lista? Cuéntanos en los comentarios

 

Facebook Comments