Sasha Banks y Bayley ¿Berrinche o frustración justificada?

Publicidad Random




Mi opinión sobre el caso de las ex campeonas femeninas en parejas.




Durante las últimas horas se supo que Sasha Banks y Bayley han mostrado públicamente su frustración por el manejo creativo de sus personajes e incluso amenazaron con irse de la empresa, Sasha Banks fue la más “radical” ya que no fue a una entrevista a un conocido programa de USA, manchando la imagen de ella y de la empresa.

La gran pregunta sobre este caso es simple ¿De quién es la culpa? ¿De las luchadoras, del área creativa, de la gente? aquí en este espacio daré mi opinión.

La responsabilidad de WWE

Desde que subieron al roster principal, ambas luchadoras fueron gastadas rápidamente, Sasha logró cuatro reinados como campeona femenina en un corto tiempo y Bayley llego a Wrestlemania como campeona, teniendo posiblemente el combate menos destacado en dicho evento desde que se creó el campeonato.

La parte creativa tiene una gran responsabilidad, la gente desea ver reinados sólidos y ver que no sólo preparan el camino de una luchadora para llegar al título, sino que también tienen un plan para sus primeros meses de reinado, en el caso de Sasha erraron bastante acá, ella tenía la condición de ser una de las más queridas de la gente, por lo que no la podían tener con reinados de transición para otras luchadoras – como Alexa Bliss – así que era evidente que algún día Sasha explotaría a tal punto de buscar salir de la empresa.




En el caso de Bayley también erraron, se quedaron con la imagen de la niña buena y nunca buscaron otra cosa, su reinado como campeona fue horrible – sobretodo su historia con Alexa Bliss – y nunca nos convencieron de que podía ser la mejor de las cuatro Horsewomen.

La responsabilidad de las luchadoras

Si bien creo que el gran culpable de todo es la parte creativa por sus pésimas historias, las luchadoras también tienen su cuota de responsabilidad, sobretodo Bayley, quien hasta el día de hoy no ha hecho nada por evolucionar a su personaje.

Veamos el caso de Becky Lynch, pasó de ser la ignorada en NXT a ser la bicampeona en Wrestlemania, no lo hizo por ser la más bonita o la que más hincho, ella simplemente entendió que debía cambiar su personaje y adoptó su faceta de THE MAN con increíbles resultados, Sasha por su parte nunca la hemos visto trayendo de vuelta su mejor versión de “The Boss” y qué decir de Bayley que hasta el día de hoy cree que con los monos gigantes ya tiene todo solucionado.




En definitiva, pienso que acá existe una responsabilidad compartida y si ambas partes no entienden que deben mejorar, la cosa seguirá como está, posiblemente con alguna de las dos luchadoras saliendo y perdiendo más que un gran trabajo que varias otras mujeres desearían tener.

Facebook Comments