Se negaron a ganar

Anuncio



Ya vimos aquellos que se negaron a perder, ahora es el turno de los que se negaron a ganar un combate.




Randy Orton se negó a ganarle al Undertaker en Wrestlemania

Empezamos fuerte, cuando Randy Orton ya demostraba ser el luchador con más futuro dentro de WWE, la empresa lo colocó en una historia con el Undertaker, rivalidad que pasó por Wrestlemania.

Por el momento de su carrera y por lo que significaba, existía una gran probabilidad de que Orton se llevará el triunfo esa noche pero fue el mismo luchador que entendiendo que no estaba preparado, decidió dejar en claro que no merecía llevarse la victoria. Igual por ese tiempo Orton había hecho algunas cosas malas – demostrando inmadurez – y Vince no estaba muy convencido en hacerlo ganar, así que aunque hubiese dicho que quería ganar, Vince iba a dejar que eso pasará.

Stacy Keibler se negó a ganarle a Trish Stratus

Stacy Keibler fue un sex simbol durante los primeros años del 2000, una luchadora que siempre se sintió a gusto como manager o como “extra” por sobre un papel de luchadora. Fue precisamente por esa razón por la que se negó a ganarle a Trish Stratus, ella entendía que no estaba hecha para subirse al ring a pelear y por suerte los creativos entendieron todo.

Si Stacy no se hubiese negado a ganar, habría ganado el campeonato femenino en Wrestlemania 21.

Curt Hawkins se negó a ganarle a Heath Slater para mantener su racha de derrotas

La racha perdedora de Curt Hawkins fue algo que nos mantuvo entretenido por mucho tiempo, una racha que pudo romperse mucho antes pero el luchador siempre se negó.

Curt siempre dijo que si iba a ser un perdedor, iba a ser el mejor perdedor de todos, así que se dispuso a mantener su racha negativa hasta que llegara el momento adecuado. WWE como era de esperar no entendía lo que quería hacer, así que lo programó para ganarle a Slater en Main Event, cosa que obligó a Hawkins a “suplicar” para perder ya que quería seguir manteniendo su racha.

Suplicando logró mantener sus números negativos hasta que llegó el gran momento, una victoria en Wrestlemania que será recordada como la mayor victoria de su carrera. Un genio.




JBL se negó a ganarle a Chavo Guerrero

La muerte de Eddie Guerrero el 2005 impactó a todos, una leyenda se iba al cielo por culpa de los excesos del pasado. Durante los shows tributos a la vida de Eddie se enfrentaron JBL y Chavo Guerrero, lo lógico era que JBL le pasará por encima a Chavo – en ese entonces conocido como Kerwin White – ya que el dios de la lucha venía saliendo de un gran reinado como campeón de WWE y Chavo seguía siendo el mismo que luchaba en la parte media/baja de la cartelera.

JBL se negó a ganarle y de cierta forma “romper el kayfabe” para que el sobrino de Eddie se llevará una victoria en dicha noche.

Brock Lesnar se negó a ganarle a Goldberg

La vuelta de Goldberg a WWE nos presentó un combate contra Lesnar en Survivor Series, una pelea que terminó siendo una paliza y que vio caer a la bestia en un par de minutos. La historia cuenta que Lesnar dijo que no a llevarse una victoria sobre el hombre que hacía su regreso al ring, entendía que Goldberg no podía perder en su combate de reestreno.

No sabemos si fue por buena gente o porque sabía que iba a terminar siendo campeón universal en Wrestlemania.

Eddie Guerrero se negó a ganarle a Batista

Eddie tenía un gran corazón, a tal punto que siempre prefería que las grandes oportunidades llegarán al talento nuevo, todo para asegurar el éxito de este lindo deporte. En sus últimos meses de vida, Eddie fue colocado en una historia con Batista, de amigos iban a pasar a enemigos y Eddie iba ser quién le quitaría el campeonato mundial al Animal.

La idea era que en una triple amenaza, Eddie se alzará como campeón para posteriormente tener esa historia de amigos/enemigos con Batista. El Latino Heat dijo que no a esto, prefiriendo que su oportunidad fuera para un talento emergente.

AJ Styles se negó a ganarle a Chris Jericho

Primer Wrestlemania de Styles y su rival era un histórico de WWE, el gran Chris Jericho. El combate terminó dando como ganador a Y2J, cosa que hizo enojar de cierta manera a los fanáticos, sin embargo, fue el mismo Styles quién pidió no ganar, ya que no quería ir de a poco en la empresa, por lo que un triunfo en su primer Wrestlemania no beneficiaría su carrera.

Una movida que salió bien, AJ Styles a la noche siguiente obtuvo una oportunidad por el campeonato mundial y así comenzó su verdadera historia que hoy lo tienen con dos reinados como campeón de WWE.




Próximamente la segunda parte.

Autor/es

Anuncio de abajo