El SmackDown de Paul Heyman

DGMediosAd

Hoy en el TIM hablamos de una de las mejores eras de la década pasada: Paul Heyman’s SmackDown.





Paul tomó el control de SmackDown el año 2002, internamente y para el show también, La razón era simple, el show estaba con riesgo de cancelación, nadie lo veía, los ratings de Raw estaban por el piso así que imaginen los de SmackDown. Vince, pese a su orgullo, sabía que Heyman era un genio para bookear un show completo, el trabajo de 10 lo hacía él solo. Así que lo puso a cargo de SmackDown simplemente para “salvar el show”, no fue para iniciar una guerra, solo quería que salvara el show y preparara buen talento para luego moverlos a Raw. Paul jamás estuvo de acuerdo con esto, sabía de antemano que el viejo McMahon miraba a SmackDown como la marca secundaria.

Nota: Muchas fuentes afirman que Paul Heyman fue escritor de SmackDown desde 2002 hasta febrero de 2003, pero él mismo en su documental y podcast con Jericho dice que a mediados de 2004 recíen lo sacaron del puesto.

La calidad de lucha

Sd2

El mismo Chris Jericho lo afirma, en Raw eran el “talk show”. En SmackDown veías buenos storylines y tremendas luchas, era la marca dedicada 100% a lucha, sin tanta parafernalia ni segmentos que daban vergüenza ajena como los que veíamos en la marca roja.

Las historias se conectaban entre si, tenían sentido. Eran bien escritas y a largo plazo, mientras que todos sabemos que Vinnie Mac detesta las historias a largo plazo, Polito las hizo funcionar y de muy buena manera, Brock Lesnar y Undertaker. Recordemos que la épica lucha entre Eddie Guerrero y Brock Lesnar en No Way Out 2004 fue 100% producto del SmackDown de Paul Heyman.

La tremenda división crucero que tenía SmackDown en esos días, Tajiri, Jamie Noble, Crash Holly, The Hurricane, todos tremendos talentos cruceros que pese a ser midcarders destacaban, entretenían al público. Una buena división crucero siempre es necesaria.

También los títulos, cada titulo era importante, cada titulo valía su peso en oro, el campeonato de WWE, el titulo en parejas era muy importante, el campeonato peso crucero obtuvo una importancia que nunca más se vio y para que hablar del titulo de los Estados Unidos, con John Cena celebrando con el público como si fuera un verdadero campeonato mundial, el bookeo de Paul Heyman hacía que todos los títulos fueran importantes y que cada talento fuera aprovechado al máximo.

El espectáculo

SmackDown tenía la mejor escenografía, el famoso puño, el cristal quebrado, todo era perfecto.

El equipo de anuncios, SI! No nos digan hipócritas por defender a Michael Cole, pero cuando Cole estaba en SmackDown con Tazz era otro mundo. En los tiempos donde Jim Ross y Jerry Lawler habían perdido el amor por lo que hacían y sonaba realmente sobreactuado, llegaron estos dos a sacar la cara por la marca azul, explicando la historia a la gente que se incorporaba al show y vendiendo cara movimiento como si fuese finisher.

Fueron los últimos días en que escuchamos decir a Michael Cole,  “IN A SOLD OUT ARENA”. Porque ya nunca se venden todos los tickets…

El Talento

¿De qué sirve hablar de todo esto si no mencionamos al talento?

El SmackDown de Paul Heyman tenía mucho talento, vio gente nacer y vio a otros renacer. Brock Lesnar nacía para enfrentar el renacido Undertaker, ese Taker luchaba sin ganas y parecía querer retirarse. Ese mismo Undertaker entró a SmackDown y cambió, tuvo una gran rivalidad con Lesnar, se puso a elevar talento joven como Randy Orton, se le veía feliz. Dejó el personaje anterior para transformarse en The Phenom, el que se mantiene hasta la fecha, Undertaker se quedó en SmackDown hasta el día que dejó de aparecer en los shows semanales, siempre fiel a la marca azul a la cual perteneció por más de 7 años.

También vimos el nacimiento de John Cena, si, John Cena puede hablar lo que sea sobre Raw esto y Raw aquello, pero Cena es de SmackDown, ahí nació, allí se hizo famoso, el Cena que caía bien, el de las rimas fomes y las poleras que no parecían sacadas de una caja de Froot Loops.

Shelton Benjamin y Big Show ¿Por qué los menciono? Pues como algunos saben, Brock Lesnar cuando por primera vez se interesó en WWE fue con Shelton Benjamin, cuando Vince vio a Brock se enamoró, pero obviamente no se dio cuenta que a su lado estaba un tremendo luchador, mucho más pequeño pero talentoso, Shelton Benjamin. Por el otro lado… Paul Heyman vio algo en él, le dio una oportunidad y lo puso junto a nadie más que Kurt Angle, para así conformar junto con Charlie Haas el Team Angle o también conocido como “The World’s greatest tag team”. Por el otro lado Big Show era tratado de manera vergonzosa (aun es asi), al parecer el tipo solo quería ganarse la vida pero no le interesaba llegar a la cima, así que no le importaba que tan mal lo trataran. Paul Heyman creía que Big Show era el próximo Andre the Giant y lo bookeo como un monstruo, y vaya que sí funcionó, enfrentó a Brock Lesnar. Creen que Lesnar lo dominó como hizo en el evento que hubo en el MGS de 2015? Para nada, fue una lucha peleada, porque para Polito, Big Show tenía que ser vendido como lo que era, un tipo grande y destructivo. No un tipo que hoy por hoy solo sirve para rivalidades como la del Big Cass.




“SmackDown Six”

Los conocidos como SmackDown six por Paul Heyman, eran 3 equipos tag team que Paul estableció en su momento para robarse el show y tener rivalidades entre ellos, estos eran Edge & Rey Mysterio – Los Guerreros – Kurt Angle & Chris Benoit.

Todos ellos habían pasado por un mal momento, pero Heyman sabía lo que valían, los 6 recibieron un super push y los elevó a contendientes por el título, si piensan en cualquiera de ellos en la época, cada uno era ocupado de buena forma, destacaba y estaba por un título. A Paul se le atribuye la salida de Edge de la zona midcard a alguien que se mantuvo  en la escena del campeonato mundial hasta su retiro, lo mismo con Eddie Guerrero, quien pese a ya ser una leyenda, la libertad que le dio Paul para hacer sus segmentos lo hicieron ganarse el cariño del público, pasar de ser un heel a un tweener, ya no importaba lo tramposo que fuera, la gente amaba a Eddie. Esto culmino con él coronándose en No Way Out 2004 (Ultimo PPV que Paul Heyman escribió para SmackDown) en la victoria más celebrada de la historia.

Datos curiosos:

  • De los 6 grandes de SmackDown 2003 dos están muertos,  de los restantes cuatro no hay ninguno luchando para WWE (Ojala Kurt se suba una ultima vez al ring).
  • De los 6 elegidos por Paul Heyman, todos terminaron siendo campeones mundiales, incluyendo Chavo Guerrero que ganó el ECW World Championship, a la vez, de la lista hay 3 en el Salón de la fama (Edge, Eddie y Angle).

Las discusiones con Vince y el fin de su era

Vince siempre será un mirador en menos, Paul contaba sobre la reunión antes de administrar el show, tenían miedo de que Paul Heyman quisiera tener a Stone Cold, pero cuando Paul dijo que solo quería a Eddie y Benoit se cayeron de la risa. Vince y el resto los consideraba un par de giles para jobbear, nada más, “los que vienen de WCW”. Paul bastante seco dijo que hablaba en serio y que quería a Eddie y Benoit en su show, a lo que Vince aceptó riendo, asegurando en su mente prehistórica que como cresta Heyman acababa de perder a Chris Jericho y de vuelta solo había pedido a Eddie Guerrero y Chris Benoit, que según él jamás serian estrellas.

Luego de 6 semanas, nadie se reía. SmackDown tenía tag teams y estaban más over que nunca.

El fin de la era Heyman, fue una mezcla de cosas, Paul odiaba el horario de reunión, sabados a las 10 de la mañana hacían una llamada conferencia para hablar de Raw y luego SmackDown. Apenas tenía tiempo para sus hijos y pareja. Sumado a que Vince seguía mirando a SmackDown como un show del montón.

El día D fue cuando a Paul se lo acusó de espiar en las conferencias de Raw, tratando de sacar información para hacer su show mejor. Vince al darse cuenta se molestó más que nunca con Polito, pese a que nuestro querido judío afirma no haber escuchado nada. Paul se ganó el odio de Stephanie tras este incidente, porque pese a que Heyman estaba a cargo de escribir los shows, legalmente la que estaba al mando de SmackDown era Stephanie, así que el reto le llegó a ella. Toda esta mezcla de incidentes en que nadie quería verlo cerca terminó con él fuera del puesto y siendo enviado a OVW, donde dedicó su tiempo y esfuerzo en crear más talento entre los que destacan nombres como  CM Punk y Beth Phoenix.

¿Se repetirá la era Paul Heyman algún día?

NO, un rotundo no. ¿Lo queremos? Sí. Pero Paul ya ha dicho varias veces, incluyendo en su documental “My Name is Paul Heyman” que él ni siquiera quería volver a ser manager cuando WWE lo llamó de vuelta el año 2012.

Cuando le preguntaron por qué regresó él expresó que “Era una chance para mí de hacer algo nuevo sin una agenda estrecha, mostrarme públicamente, trabajar con las personas que yo quería y hacer un poco más de dinero”.

Solo nos queda recordar lo buenos que fueron los días con él a cargo de la marca azul.

Este post continuará en “Lo mejor del SmackDown de Paul Heyman” con las luchas y segmentos más destacados de la era!




Facebook Comments




About the Author

Ech
Soy un amargao culiao de Quilpué