Tuvieron un pésimo 2017

Publicidad Random




El año termina y ya es hora de empezar a sacar cuentas ¿Quienes tuvieron pésimo año?




En está ocasión tomaremos en cuenta solo a los luchadores de RAW, esperaremos que pase Clash of Champions para revisar a la gente de Smackdown Live.

Sasha Banks

La jefa termino el 2016 siendo junto con Charlotte Flair las líderes de la división femenina, teniendo combates nunca antes vistos en WWE, el 2017 lamentablemente para ella fue todo lo contrario, relegada a un segundo plano, luchando en los kickoff y teniendo un reinado como campeona, el cual duró solo 8 días.

The Revival

Uno de los mejores equipos formados en NXT hizo su debut en el RAW post Wrestlemania, desde que comenzaron todo indicaba que llegaban al roster principal para inmediatamente insertarse en la escena del campeonato en parejas, sin embargo, lesiones de ambos integrantes lo hicieron estar fuera prácticamente todo el año, teniendo muy poca acción dentro del ring.

El 2018 será su año.

Bray Wyatt

Bray dejo de ser lo que era, comenzó el año ganando el titulo de WWE – algo que estoy seguro la gran mayoría ni recordaba – pero para sus pretensiones simplemente fue un espejismo en donde terminaría cediendo el campeonato unas semanas después en Wrestlemania. Luego de eso paso a RAW, teniendo una rivalidad con Rollins la cual termino abruptamente y luego con Finn Balor, la que también termino sin previo aviso debido a la enfermedad que Wyatt convaleció.

Ahora está iniciando una historia con Woken Matt pero es muy tarde para decir que salvará su 2017.




Neville

El de Newclastle comenzó el año transformándose en el rey de los cruceros, dominando la división y entregando grandes combates, sin embargo, cada día que pasaba eso se iba deteriorando, su reinado finalizó en un RAW cualquiera y luego comenzó una rivalidad con Enzo Amore, cosa que lo hizo explotar.

Terminará el año alejado del ring, luego de “exiliarse” de WWE y esperando que su contrato finalice para buscar nuevos aires.

Big Cass

El año de Big Cass se define en dos partes, la primera fue el último intento de ser campeón en parejas con Enzo Amore y la otra la rivalidad que tuvo precisamente con su ex compañero. Ambos momentos fueron malos, sobretodo el comienzo de su carrera individual ya que la rivalidad con Enzo se alargo bastante, tanto así que terminaría costandole una grave lesión que lo tendrá fuera por varios meses más.

Finn Bálor

Regreso a la acción luego de su lesión hizo que todos tuviéramos la esperanza de por fin ver al Finn Bálor que brillo en NXT, sin embargo, paso todo lo contrario, una HORRENDA rivalidad con Bray Wyatt gastó la mayor parte del año, además la empresa no tomo nunca la decisión de meterlo en la lucha por el titulo universal por lo que estuvo ganando grandes combates como el de TLC contra AJ Styles y perdiendo fácilmente como la pelea que tuvo con Kane.

Ojala el 2018 sea diferente.




¿Faltó alguno?

Facebook Comments