Lo bueno y lo malo de NJPW Dominion 6.12

Anuncio



Vamos con lo bacán y lo malo de uno de los eventos más importantes de la empresa del león: Dominion.

Lo Bueno

Jay White Campeón IWGP World Heavyweight

Qué tremendo main event, es una clase maestra de storytelling, de interpretación, de lo bacán que es la lucha libre, y de miles de cosas más.

White intentó de manera constante sacar de quicio a Okada, burlándose, mofándose de la gente, y tratando de que nuestro estoico rainmaker cayera en sus trampas. Hubo movidas de infarto, como un suplex contra la barrera de metal que aplicó White, y un Saito Suplex que provocó que Okada cayera fuera del ring y se golpeara con el borde del cuadrilátero.

Sin embargo, Kazuchika es el campeón máximo, y no está para que jueguen con él, así que lleno de fighting spirit, consigue doblegar a su rival, aplicando su clásico arsenal de DDT, Dropkick y otras movidas. Aunque, el tema, es que Okada está en desventaja, porque inclusive su antiguo compañero, Gedo, intenta ponerle en aprietos con sus artimañas. De todas maneras, el flamante campeón consigue superar todas esas estratagemas, llegando hacer su rainmaker pose, lo que augura los compases finales del combate.

Pero, White puede sacar una movida en cualquier momento, y aprovechando, consigue conectar diversas llaves a la pierna de Okada, mermando de manera completa el cuerpo del campeón. Inclusive, se burla de Tanahashi al aplicar su Texas Cloverleaf.

Los compases finales, ya son brutales, Okada conecta algunos lariatos, más su famosa Tombstone con giro, creyendo que la victoria estaba asegurada. Pero White lo conoce bien, y aprovecha para revertir el inminente Rainmaker, aplicar su Blade Runner y convertirse en campeón. No les miento, grité con este resultado. 

White debe de ser de los mejores en contar historias, y se corona como nuevo campeón IWGP en el aniversario 50 de la compañía, además de ser el representante máximo de New Japan en el evento de Forbidden Door.

Ospreay gana el IWGP US

Ospreay está a otro nivel, cada uno de sus encuentros son luchones, y lo que ha perdido en espectacularidad, lo ha ganado en carisma. Este match es básicamente la revancha de la New Japan cup, donde Will le ganó a Sanada y de pasó lo mandó a la casa con una fractura orbital, lo que significó que New Japan despojara al miembro de los ingobernables de su cinturón.

La lucha desde el primer momento no tiene pérdida, ya que se conocen a la perfección y saben cómo anular los movimientos del rival, esto inclusive llega hasta el punto donde Will desarma la icónica llave de Sanada: el paradise lock. 

El match va aumentando en intensidad, destacándose el salto a ringside de Will, o el Moonsault de Sanada. Lo interesante, es que no se dan tregua, y van generando mayor expectación al aumentar la complejidad de los movimientos.

Los compases finales son bacanes, y al final Ospreay tuvo que conectar dos Hidden blade más su Stormbreaker para erigirse como nuevo campeón. Esperemos que con esto el título gane estabilidad, porque ya desde hace un año que ha cambiado de portador de manera constante. Más encima, no le entregaron el cinturón a Ospreay porque Juice Robinson aún lo tiene en casa.

Pelao Machine-Gun gana el Never Openweight Championship

Machine-gun se lleva la victoria en un tremendo match, algo lento al comienzo, pero que remontó de a poco. Las intervenciones fueron clave, ya que Karl Anderson entró junto con su compañero Festus para aumentar la inseguridad de Tama Tonga.

Qué decir del match, mostraron buenas secuencias, jugaron con movidas importantes (Gun-stun); las interrupciones al combate fueron concisas y coherentes , inclusive siendo cruciales para que Karl Anderson se llevará la victoria, ya que tras el Bernard Driver, y viéndose que finalmente no podía ganarle a su ex-amigo, el pelao Machine-gun distrae al árbitro fingiendo una especie de lesión, y da el pase que a Luke intervenga en el combate. Tras eso, aprovecha para aplicar el Gun-stun, y finalmente tenemos nuevo campeón Never.

Se celebra, me gusta Karl Anderson, y esto le da el pase para brillar en singles,  ya que siento que en ese aspecto está bastante infravalorado.

Shingo Takagi retiene el KOPW

Hay que aclarar que esta lucha tiene estipulación especial, cada intento de pinfall con su segundo correspondiente cuenta como punto, así que el que tenga más puntos gana.

Increíble, les dieron 10 minutos y te sacan un luchón: el inicio es intentar mellar la resistencia del rival a base de kicks y golpes de manera mutua. Luego Shingo comienza a dominar y gana 7 puntos al hilo, pero todo cambia con un Enzuigiri de Taichi y ahí pasa a remontar el combate. Lo demás ya es explosivo, cuyo últimos minutos te mantiene expectante.

Shingo y Taichi tienen tremenda química, fácil pueden luchar 30 minutos y dar encuentros digno de los mejor del año, pero acá logran concentran de buena manera la acción.

El resultado es 11-10 con Shingo reteniendo su trofeo.

Tanahashi vs. Moxley en Forbidden Door

Buena luchita mi rey, Tana nunca decepciona, y Goto a pesar de que su tiempo ya pasó, cuando le dan chances, también rinde. Me gusta su química, te pueden contar una historia bacán, entre reversals (como cuando Tanahashi transformó un intento de Ushigoroshi en una especie de Swing Blade), limbwork (Tanahashi con sus clásicos Dragon Screws y Goto con toda su ofensiva de suplex, y otros ataques que apuntan a la zona superior del rival) y momentos que sorprenden (increíble cuando Tanahashi se sale de una cuenta al 2.999999 generando que inclusive la gente del recinto se sorprendiera).

El ace sella el encuentro con Dos High Fly Flow, y pasa a ocupar su lugar contra el bacán de Mox en la lucha de Forbidden Door. Se viene el match entre el hombre que revivió a New Japan, y el asesino de leyendas del puroresu.

United Empire captura el IWGP Tag Team Heavyweight Championship

Había preocupación por esta lucha,  pero todo se desvaneció al ver que ganaron mis caballos de United Empire para coronarse nuevamente como campeones. 

El combate es decente considerando los implicados (lo digo exclusivamente por Chase y Bad); al comienzo, Great-O-Khan se lleva todo el daño, para luego generar el hot tag con Cobb y equiparar la balanza paulatinamente. Desde ahí, el match va cediendo en fases de dominio entre los equipos, pero sin llegar a niveles explosivos.

Finalmente Cobb logró conectar el Tour of the island contra Chase, para así dar la victoria. Pero sorpresa, Rocky Romero aparece para intentar aguar la fiesta y tratar de vengar a su compañero de Roppongi Vice, el pulento de Trent Beretta. Sin embargo, lo dejan como gil y le sacan la cresta, suponemos que camino también a Forbidden Door.

Toru Yano le gana a Luke Gallows

El combate en realidad, se basa en las clásicas artimañas de Yano para desconcentrar a su rival, incluyendo hasta un pape en la cabeza. Finalmente, Toru se aprovecha en un momento para agarrar al árbitro, y así generar una posición en donde pudiera conectar su Lowblow contra Luke, y  llevarse la victoria

Triunfo merecido, para uno de los grandes de la lucha libre. La hizo corta y nos salvó de una lucha infumable.

La tortura sigue

Podría ir a lo malo,  porque ganó House of Torture, pero fue divertido. Combate lleno de intervenciones, clásico de HOF, donde a base de trampas consiguieron mantener a raya a El desperado y Zack, para concentrarse totalmente en Yoshinobu, el eslabón débil del stable en lo que la lucha se refiere.

Es entretenido, no lo niego, porque los comebacks de los miembros de Suzuki-gun se celebran debido a las constantes maquinaciones del stable de Evil, pero en realidad no llegan a nada, y Zack junto con El desperado, brillan por su ausencia, ya que son constantemente anulados por los restante miembros de House Of Torture.

El encuentro finaliza con unas kicks de SHO para conectar el Shock Arrow sobre Kanemaru y así sellar el encuentro para que puedan retener sus títulos.

Bullet Club sigue vivo

Lucha que me dejo con gusto a poco, pero que a la vez, fue bastante entretenida. 

Qué manera de ser carismático Naito, webiando a Ace Austin por sus trucos de magia en la presentación del combate, y sacando carcajadas a la audiencia.

En lo que refiere a la lucha, es bastante corta, Naito en el inicio es el miembro que se lleva toda la ofensiva del Bullet Club, con el clásico rasguño a la espalda. Luego tenemos intercambios individuales, centrándonos en Ishimori y Takahashi. Para finalizar con Bushi recibiendo el pin de parte del Phantasmo con su CR2.

Buena lucha, y deja listo, el encuentro entre el ganador del BOSJ y el campeón IWGP Junior.

Lo Malo

Relleno de opener

Opener de la velada entre el United Empire, conformado por TJP, Francesco Akira y Aaron Henare contra Six or Nine de Taguchi, Master Wato y acompañados por Hiroyoshi Tenzan. Sin mucho que contar, excepto que sirve como antesala para el encuentro en Six Or Nine contra TJP y Akira, por los campeonatos IWGP Tag junior. En realidad, el combate no tiene mucho desarrollo, salvo los momentos donde United Empire aprovecha para desconcentrar al árbitro e intentar dañar a sus rivales. 

La presencia de Tenzan y de Henare no sirve mucho, a excepción de los compases finales donde Aaron se enfrenta contra Hiroyoshi y lo termina doblegando con una Full Nelson  para darle la victoria a su stable.

Participantes del G1

Salvo un par de cosas, los participantes siguen siendo los mismos, inclusive agregando a gente de relleno como Yujiro, Bad Luck Fale y Chase Owens. De los invitados resaltan: Jonah y Lance Archer, que al final es de la casa. Eso sí, contento que hayan vuelto tops como White u Ospreay, y que gente como Lawlor hagan su debut, pero comparado al BOSJ, el torneo no genera el hype que se pensaba.

Conclusión

Fue un buen evento, y coronándose con una lucha candidata a lo mejor del año, grande Jay White, su ascenso ha sido bacán, partiendo como un tipo al cual se le criticó por ser objeto de un push apresurado, pero que paulatinamente fue ganando cada vez más confianza, hasta convertirse en el top gaijin de NJPW.

Gracias por leer, nos vemos pronto

Autor/es

Anuncio de abajo